#25S, crónica de una “batalla campal”

El día 15 de septiembre, durante la manifestación de los sindicatos en Madrid, cuatro personas fueron detenidas por llevar una pancarta con el lema “25S Rodea el Congreso” (noticia I).

 

El 19 de Septiembre, la policía desalojó el Centro Social Ocupado Casablanca en el que estaba la sede de BiblioSol, el centro documental y la biblioteca de Acampada Sol, con más de 10.000 libros, de los que se recuperaron sólo 200.  Se detuvo a una persona. (noticia II)

http://www.youtube.com/watch?v=kfw4DARgBKU

 

20 de Septiembre, 8 personas que habían participado en  asambleas relacionadas con el 25S fueron imputadas y llamadas a testificar ante la Audiencia Nacional por presunto delito “contra altos organismos de la Nación” (noticia III).

Previamente la policía había irrumpido en varias ocasiones en estas asambleas para identificar a los asistentes. (noticia IV).

http://www.youtube.com/watch?v=lnpjQAk4Ip8

 

Estas actuaciones policiales podrían parecer relativamente normales e inconexas, pero si se leen atentamente estas noticias después de estudiar el trabajo de fin de master del comisario jefe de los Mossos de d’Esquadra David Piqué i Batallé sobre Seguridad Pública, parece razonable pensar que todas ellas iban encaminadas a calentar un ambiente ya de por sí caldeado de cara al 25S.  Una sola frase de este trabajo puede ser sumamente reveladora (y rebeladora):

“Incluso si la concentración o manifestación, que es lo que estamos hablando, no se prevé bastante violenta, se puede llegar a provocar un poco, con detenciones poco justificadas y nada pacíficas unos días antes para calentar el ambiente.”

Más detalles sobre el trabajo del comisario David Piqué:

http://15mtomalaplazaalicante.org/historico/2012/09/26/modus-operandi-como-opera-la-policia/

Por si esto fuera poco hemos podido comprobar que dentro de un reducido grupo de violentos había al menos 3 infiltrados de la policía:

http://www.youtube.com/watch?v=EaCzbQwJ3kw

 

Y para rematar la faena, denuncian e intimidan a la prensa:

Modus operandi.- ¿Cómo opera la policía?

Para saber cómo opera la policía nada como leer el trabajo que realizó en comisario jefe de los Mossos d’Esquadra para su máster en Políticas Públicas de Seguridad de la UOC en 2009: “La Síndrome de Sherwood”.

Para que os hagáis una idea os citamos unas cuantas frases que no tienen desperdicio:

“En este caso no hay estudio del terreno, no importa, que lo escoja el enemigo. Tampoco hay acciones previas para disminuir la capacidad de dañar o provocar daños del rival, cuanto más fuertes se vean, más valientes se sentirán y más enfrentamientos habrá, que es lo que se busca. Si no hay enfrentamiento no hay heridos ni detenidos.”

“Incluso si la concentración o manifestación, que es lo que estamos hablando, no se prevé bastante violenta, se puede llegar a provocar un poco, con detenciones poco justificadas y nada pacíficas unos días antes para calentar el ambiente.”

“La “redada” estará especialmente mal hecha y con trato humillante para encender más los ánimos, si es necesario.”

“La consecuencia previsible de estos comportamientos previos y el diseño del dispositivo policial, es que acabará con una “batalla campal”.

“Además de la estrategia previa, en cuanto algún grupo descontrolado comienza las acciones violentas, las unidades de policía ni se mueven y cuando la violencia empieza a ser generalizada, la actuación policial se retrasa deliberadamente hasta que los daños producidos son socialmente inaceptables. Es entonces cuando se producen las cargas policiales que en ningún momento quieren ser disuasoria, no se disimula.”

“Se va directamente contra los manifestantes, que ya son considerados vándalos, y se les ataca con suficiente velocidad para que no dé tiempo a la fuga y se provoque el enfrentamiento físico. En este estadio, los manifestantes atacan a la policía con todo lo que tienen y que les ha dejado tener, realmente están defendiendo, pero no lo parece. Han sido acorralados. La violencia entre agentes y manifestantes se desata, se personaliza y se descontrola.”

Si queréis leer el documento original de “La Síndrome de Sherwood” aquí lo tenéis:

Documento completo (original en catalán)

Documento completo (castellano)

Si quieres ver cómo se aplicó este modus operandi al 25S echadle un vistazo a esta crónica del 25S:

#25S, crónica de una “batalla campal”

Rescate a la banca

Durante meses la población ha salido a la calle a protestar contra los recortes en Sanidad, en Educación, en Servicios Sociales, en derechos laborales,…

Es evidente que la mayor parte de las movilizaciones no se han convocado para denunciar la causa de nuestros problemas, sino sus consecuencias.

Desde el 15M, en todo momento, hemos apuntado al origen. Hemos denunciado a la banca y a los políticos que actúan para asegurar los intereses de esa banca. Los lemas “no somos mercancía en manos de políticos y banqueros”, “no nos representan” y “le llaman democracia y no lo es”, denuncian esa realidad: que “nuestros representantes” representan a otros intereses, no a los del pueblo que les ha elegido.

Todas las medidas de recortes se han “justificado” por el nivel de déficit público y el grado de endeudamiento. Pues bien, el aumento de déficit, y sobre todo el de deuda, en gran medida se derivan del rescate a la banca, de las medidas para dar estabilidad al sector financiero con aprovisionamiento de fondos y de las propias medidas de recorte (por su efecto depresor de la actividad económica).

¿Cómo es posible entonces que con tantas manifestaciones como ha habido sólo el 15M esté, sistemáticamente, “poniendo el dedo en la banca”?

Nos engañan cada vez que dicen que el rescate lo hacen por el interés general, por salvaguardar los ahorros de los ciudadanos, si realmente les preocuparan los ciudadanos, sería a ellos a los que habrían rescatado. Las cuentas no engañan:

¿Cuántas familias que han sido desahuciadas se podrían haber rescatado con los 23.500 millones de euros que se van a inyectar en BANKIA?

Teniendo en cuenta que el valor promedio de una hipoteca es de 150.000 euros. Si dividimos los 23.500 millones de euros del rescate entre esos 150.000 euros, el resultado nos dice que con ese dinero podríamos haber rescatado a 156.667 de las 350.000 familias desahuciadas desde que comenzó la crisis. Si tenemos en cuenta que muchos desahucios se producen cuando ya se ha pagado una parte de la hipoteca, esa cifra asciende a unas 200.000 familias; lo que, a una media de 3 integrantes por familia, supondría el rescate de 600.000 personas.

Es decir, que rescatando a esas familias la banca habría recibido ese mismo dinero, pero con una diferencia: 600.000 personas, niñas/os incluidas/os, no habrían perdido sus hogares.

¡Qué no nos engañen! El dinero del rescate bancario no es para garantizar los depósitos de los ciudadanos, sino la inversión que hizo la banca Alemana y Francesa en la banca española, y que propició el crecimiento de la burbuja inmobiliaria, principal causa de la crisis.

Como no pueden pedir al Estado español que pague la deuda privada contraída por el sector bancario, han diseñado un mecanismo perfecto y perverso: nuestros gobiernos rescatan a la banca con dinero público, en realidad, como no hay dinero, lo hacen emitiendo deuda que todos los españoles tendremos que pagar en un futuro, y para que ese pago además sea ineludible, han modificado la Constitución de espaldas a la ciudadanía para dar absoluta prioridad al pago de la deuda. ¿Y quién compra esa deuda por la que hay que pagar un interés altísimo? La misma banca que estamos rescatando, pues ella sí tiene acceso al dinero público depositado en el BCE (España contribuye en un 8,4% a sus fondos) a un interés de un 1%. Es decir, que ella nos presta el dinero para rescatarla, y nos cobra un interés altísimo por hacerlo (% de interés en la deuda emitida – 1% del interés que le cobra el BCE a la banca por dejarle nuestro dinero; recordad que una parte importante del dinero del BCE es nuestro). ¿Maquiavélico no?

De esa forma, como por arte de magia, una deuda que era responsabilidad de unos cuantos privilegiados que viven muy por encima de sus necesidades, a costa de que una gran mayoría viva por debajo de las suyas, se ha convertido en un pago que todas y todos debemos afrontar. Mientras ellos/as se van de rositas con indemnizaciones y pensiones millonarias.

Una vez más “se socializan las pérdidas y se privatizan las ganancias”.

Por si alguien tiene aún dudas de a quién sirven nuestros representantes, que echen un vistazo a los indultos concedidos a altos ejecutivos de banca: Alfredo Sáenz y Miguel Angel Calama, condenados tras agotar todos los recursos disponibles e indultados a pesar, incluso, de la petición expresa del Tribunal Supremo de que no se beneficiaran del derecho de gracia. O los indultos a políticos culpables de malversación de fondos públicos, y a sus allegados: Josep Maria Servitje Roca, de UDC y Víctor Manuel Lorenzo Acuña, ex-militante de UDC, ex-cuñado del congresista de CiU Josep Sánchez Llibre. O la anulación de un proceso judicial por estafa contra el Banco Santander y el señor Emilio Botín, entre otros, en el caso de las cesiones de crédito, archivada por la Audiencia Nacional y ratificado su sobreseimiento por parte del Tribunal Supremo, por un “defecto del procedimiento procesal”. O la exculpación de Francisco Camps, mientras se condenaba por prevaricación y se inhabilitaba a Baltasar Garzón por mandar unas escuchas en el Caso Gürtel ante unos indicios más que justificados de que la defensa esta implicada en la propia trama de corrupción. Todo ello evidencia una realidad: que perseguir los delitos bancarios y la corrupción de los que nos gobiernan desde los mecanismos jurídicos es impracticable; y que en las pocas ocasiones en las que se logra, no sirven de nada, quedando igualmente impunes. Como impunes quedaron tras el indulto los 5 Mossos d’Esquadra que, amparados en su autoridad, vulneraron los derechos humanos y la legislación vigente torturando a detenidos.

Hasta La Unión Progresista de Fiscales envió un comunicado recientemente mostrando su sorpresa y rechazo ante la decisión del Gobierno de indultar a Josep Maria Servitje Roca:

“Si ya la decisión del anterior Gobierno de indultar al banquero Alfredo Sáenz, generó una considerable inquietud en quienes defendemos, con hechos y no sólo con palabras, que la Justicia debe ser igual para todos, [este indulto] supone la confirmación definitiva de que está realmente justificada la percepción ciudadana de que existen diferentes varas de medir”.

Por otro lado, los intereses que hay detrás de los recortes y del proceso de privatización de los Servicios Públicos son tremendos. Por ejemplo, detrás del grupo Capio, corporación líder de la sanidad privada, en cuyas manos están los hospitales públicos ya privatizados, está el marido de María Dolores de Cospedal (Ignacio López del Hierro) y Teresa Echániz Salgado (hermana del Consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de la Junta de Castilla La Mancha) como ejecutivos del grupo, y está Rodrigo Rato, como accionista del mismo. De hecho la crisis y los recortes, han venido a acelerar un proceso de privatización que ya se había puesto en marcha en los 90 y que estaban deseando acometer en su totalidad.

Mientras se rescata a la banca, se amnistía a los defraudadores, se exculpa o indulta a los culpables de corrupción, se condena a aquellos que la persiguen, se concede acta de diputados a políticos imputados en tramas de corrupción para tenerlos fuera de jurisdicción de determinadas instancias judiciales, mientras tratan a duras penas de ocultar el despilfarro, fruto en el mejor de los casos de la mala gestión y el nepotismo, mientras todo eso ocurre, hay 5.600.000 personas desempleadas, más de la mitad de la juventud en edad de trabajar no tiene trabajo, uno de cada 4 españoles está por debajo del umbral de la pobreza, cientos de miles de personas han perdido su hogar o van a perderlo, se liquidan los derechos laborales, se reducen los salarios, se aumentan los impuestos, se cobra por servicios que antes se pagaban con esos mismos impuestos, instaurando el mal llamado copago, cuando en realidad es repago, afectando, entre otros colectivos, a los pensionistas que ven reducida aún más su ya mermada capacidad adquisitiva, se pone en peligro la salud de la población, se deja sin cobertura sanitaria a los mayores de 26 años que no han cotizado y a los extranjeros no comunitarios en situación ilegal, se pone en peligro el futuro de los jóvenes al deteriorar y encarecer su educación, se manipula la información, se reprime y criminaliza la protesta social, y el suicidio (reconocido) se ha convertido en la principal causa de muerte en este país.

¿¡HASTA CUÁNDO VAMOS A PERMITIRLO!?

Juan Nadie – Asamblea del 15M de Alicante Toma la Plaza

Cambio es cambio

A todos nos preocupa y nos afecta la crisis de formas muy distintas, pero a todos nos pone grilletes. Cuando hablo de todos me refiero a nosotros, ese ciudadano medio de a pie que trata de ganarse la vida honradamente, que pasea por la ciudad de la mano de su pareja esbozando una sonrisa bajo un cálido Sol de verano, que sueña toda su vida con llegar a ser alguien sin saber que ya lo es.

No suelo hablar mucho en eventos importantes, he llegado con los años a la conclusión de que se aprende más y mejor escuchando que hablando sin tener las ideas claras. Todos comentamos sobre un cambio social, sobre el final de la especulación, del reparto de la riqueza, de poder ejercer los plenos derechos de una democracia y mil justicias más ¡democracia real!, gritamos. Democracia directa es la expresión que necesitamos, pero no pretendo abordar ese debate, este discurso aboga por lo personal, por el examen de cualquiera de nuestros actos, de ser consecuentes con lo que decimos y hacer hincapié en el significado de la palabra cambio, tan presente y necesaria en estos días. Continúa leyendo

“El Gobierno contra lo público: el caso de la educación” por Javier Segura Jiménez

Francisco Javier Segura Jiménez

La excusa de la crisis está sirviendo al Gobierno del Partido Popular para embarcar al país en una “hoja de ruta” marcada por la disminución del gasto público-social, la privatización de empresas y la cada vez mayor desigualdad entre los grandes capitales, mimados por la fiscalidad, y las rentas del trabajo, penalizadas por el grueso de la aportación tributaria. Presentan sus medidas como el resultado inevitable de la “insostenibilidad” de los gastos asociados al mantenimiento del Estado del Bienestar para invitar, en momentos de crisis, a la resignación de la ciudadanía, desde la arrogante pretensión de ser los únicos que dicen saber “lo que hay que hacer”.

Continúa leyendo

¿Por qué el empobrecimiento social agrava la crisis?

Una crisis económica se define por la contracción de la producción, la comercialización y el consumo de bienes y servicios y se hace visible en la quiebra de empresas, el empobrecimiento social y el aumento del paro. Sin embargo, para los poderes económicos y financieros puede suponer la oportunidad para impulsar políticas (reformas presupuestarias, laborales o financieras) que, presentadas como soluciones imprescindibles para la reactivación económica y la lucha contra el paro, no pasan de ser un medio para convertir la crisis en el pretexto para imponer el modelo económico que más satisface sus intereses, aún a costa, paradójicamente, de una mayor recesión. Es lo que ocurre con la crisis actual, iniciada en el año 2007 en Estados Unidos y, posteriormente, exportada a Europa.

Continúa leyendo

Aprendizajes sobre la #PrimaveraValenciana

1. “La calle es mía” o Fraga Reload: El PP quiere recuperar el control, manejar lo que pasa en la calle. No es que vaya a prohibir las manifestaciones, hablamos de algo quizás más importante, nos referimos a la calle como lugar público, donde la gente pueda expresar su malestar directamente, sin tener que ser convocado por una gran organización. Saben muy bien que una expresión puntual de cualquiera que hable para el conjunto de la sociedad, por pequeña que sea, puede llegar a conectar con muchos otros. Desde mayo algo ha cambiado, la calle se ha convertido en una espacio de encuentro entre diferentes, donde estar juntos cobra sentido más allá de protestar contra una medida concreta. La recuperación del espacio público por la gente es lo que realmente preocupa al Gobierno y por eso se proclama defensor de los derechos de los que no acuden a las protestas, ¿será que a ellos no les roban?

Continúa leyendo

Hoy 6 de Diciembre – por Rafael Campillo

Hoy 6 de diciembre día de la Constitución
Recordamos a un padre de familia
Que se ahorca en plena calle
Su dignidad no le permite vivir
tanta injusticia, tanto atropello

Hoy 6 de diciembre día de la Constitución
Desalojan del hotel Madrid
con gran aparato policial y detenciones
a la gente que no se quiere ahorcar
quiere vivir con dignidad bajo techo

Hoy 6 de diciembre día de la Constitución
día de “Puertas abiertas del Parlamento”
¡Qué belleza de democracia!
celebran con gran pompa y artificio
los políticos indiferenciados
en el palacio donde se cuecen y condimentan
las sacrosantas leyes, “los deberes”
que dictan hábilmente los banqueros

Hoy 6 de diciembre, como de costumbre, los políticos
posan sus vergüenzas de espaldas al pueblo
repartiendo sonrisas a visitantes ingenuos
y no les interesan los pequeños problemas
de desahucios y suicidios

Rafael Campillo

Dedicada a ese padre que se exilió
de esta divina democracia de políticos y banqueros.
La dedico también a esas centenares de miles
de familias que, si no lo evitamos, darán con
sus huesos en la calle.

El encierro de la guardería cascabel [charla realizada por Ferrán, compañero de la plaza]

En la calle Perpiñán, de Barcelona, está situada la única guardería-parvulario del Barrio Besós. La Guardería Cascabel.

En 1974, acudían unos 400 niños y niñas desde 3 meses hasta 6 años.

A principios del curso 1973-1974 las fundadoras de la guardería, exalumnas del colegio del sagrado corazón habían comunicado al grupo de padres-madres, que ya no podían invertir más dinero en la guardería y que por tanto la cerrarían, al finalizar el curso

Se organizó de inmediato un patronato, en el que participaron, las propietarias, representantes de algunas entidades educativas del barrio que colaboraban con una campaña a nivel de Barcelona, denominada “Aprender es un Problema”, una representación del profesorado de la guardería-parvulario y unos delegados del Grupo Padres y Madres.

El patronato, realizó varias gestiones con el Ayuntamiento para que se hicieran cargo de la Escuela, sin obtener ningún resultado satisfactorio.
Continúa leyendo

Salvajes

 Lo confieso. Soy -por si alguien aún no se ha dado cuenta siguiendo el rastro de este blog- uno de los salvajes e irresponsables -así nos llamó Lucía Figar en sus pasadas  declaraciones– que estamos haciendo huelga estos días. Y, por ello, he pensado que lo mejor es hacer un necesario acto de contrición individual y enumerar mis culpas, con la esperanza de que mis compañeros docentes también recuperen la razón y hagan lo propio por el bien de la escuela pública.

Soy un salvaje, sí, un salvaje de los que llevan una camiseta verde con un lema tan ofensivo como “Escuela pública de tod@s para tod@s”, algo que el ex Director de Mejora de la Calidad de la Enseñanza de la Comunidad de Madrid califica en su agudo y bien ponderado blog como una prenda que no es “la vestimenta digna que se espera de ellos” (es decir, de nosotros, los docentes), “sino una camiseta reivindicativa que persigue la imposición de una ideología determinada sobre cualquier otra consideración”. Evidentemente, soy un salvaje que intenta imponer un mensaje inadmisible (una escuela de tod@s para tod@s) cuando es obvio que tendría que llevar una camiseta con un mensaje mucho más afín a los nuevos tiempos neoliberales del tipo “una escuela de unos pocos para unos pocos” o, casi mejor, “una escuela para el que la pueda pagar”, o -por qué no- “una escuela como Dios manda”, en alusión a los centros concertados a los que nuestra Comunidad regala y cede terrenos con tanta ligereza como ahora pretende subvencionar el Bachillerato de un instituto del Opus Dei en Alcalá. No hay dinero para pagar a los más de 100 profesores despedidos en esa localidad, pero -qué curioso: ¿será la Providencia?- sí para entregar el Bachillerato a los designios divinos del Opus que son, a fin de cuentas, los que nos salvarán de nuestro salvajismo.Soy un salvaje, sí, un salvaje que hace huelga y que, en los días de esa misma huelga, se va a su centro a hablar con los alumnos, a dialogar con ellos, a conversar con sus padres, y que acude -junto con las familias y con sus compañeros docentes- a las manifestaciones y movilizaciones donde, como somos unos salvajes, no hemos sido capaces de crear ni unos altercados a la altura de lo que se esperaba de nosotros, en un aburrido y anodino ejercicio de tizaflautas (verdes, cómo no), que parece sacado de un episodio ñoño de Verano azul (perdón, verde). Así, con este salvajismo contumaz, los medios más reaccionarios no pueden sacarnos en portada y tendrán, como ya hiciera ABC este fin de semana, que recurrir a profesores de fuera para ilustrar nuestra falta de civismo y sentido de la responsabilidad. Continúa leyendo