ElPaís.- “¡Esto es una ma-man-durria!”

Un centenar de trabajadores ha reventado esta mañana la entrega de despachos a 22 policías municipales en la Academia Regional de Policía, situada en Valdelatas, con una sonora protesta. La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, ha acudido al acto en su coche oficial sobre las diez de la mañana, pero no ha llegado a bajarse del vehículo. Se ha marchado instantes antes del inicio al escuchar las pitadas y los cánticos contra ella por parte de los manifestantes, entre los que se encontraban trabajadores del hospital Doctor Lafora, bomberos de la Comunidad de Madrid, policías, empleados de la propia academia que protestan “contra su privatización” y funcionarios y personal interino de centros cercanos como el colegio San Fernando y la Ciudad Escolar.”

Artículo completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *