Comunicado de la Comisión de no-violencia del 15M

Nuestro Compromiso con la Paz y la Noviolencia Activa.

El 15m es un fenómeno social de movilizaciones ciudadanas que surge como respuesta a una forma de organizar el mundo que va en contra de la humanidad caracterizado por:

-El abuso de una enriquecida minoría de la población mundial contra la mayoría empobrecida.

-La complicidad de la clase política en dicho abuso y la desconexión con la voluntad popular.

Rechazamos la violencia en cualquiera de sus formas, especialmente las que más daño está haciendo a la humanidad: la violencia estructural, económica y política, y luchamos desde la Paz y la Noviolencia Activa.

Debemos profundizar en este aspecto. En la mayoría de las acciones del 15M la intención apunta a la Paz, aunque no siempre la planificación, las actitudes y el comportamiento en las acciones han respondido, en sus formas y en sus fines, a la Noviolencia Activa. Y es necesario que entendamos por qué nuestra lucha es pacífica y noviolenta, y por qué no puede ser de otra manera: Somos concientes del mal calculado que personas e instituciones concretas están infligiendo a millones de personas, pero no queremos partir de las mismas ideas que justifican la opresión. Todas las personas son dignas de respeto; son las ideas, comportamientos y políticas que se oponen a la libertad, la igualdad y el respeto, el objetivo de nuestra lucha.

Aceptar las condiciones de lucha que nos propone el poder es una estupidez: no es un conflicto entre policías y manifestantes; no son insultos y piedras contra porras y gases lacrimógenos. Aceptar la confrontación en este terreno ya es perder. Tienen los medios de comunicación, las instituciones “democráticas”, el monopolio de la violencia. Argumentos, creatividad, capacidad de sumar y pacífica desobediencia, estas son nuestras armas. Sólo acciones que destapen las mentiras despertarán las conciencias del 99%. No se trata de la heroicidad de unas pocas personas, sino de la construcción colectiva de un nuevo mundo.

Cualquier acción que busca la justicia no es una acción noviolenta. Necesitamos humildad para reconocer que nos queda mucho por aprender. Necesitamos recordar que “vamos despacio porque vamos lejos”, y, sin parar de caminar, huir de la prisa y la precipitación. La acción noviolenta es un acto creativo. Por eso es necesario encontrarnos, entrenarnos, interiorizar lo que externamente manifestamos, crear colectividad y plantar nuestros sueños, un día en el huerto y al otro en la plaza.

La violencia sólo genera mayor violencia y termina desenfocando los objetivos que perseguimos. Cada campaña y cada acción tiene que llevar un mensaje a la ciudadanía de respeto por el ser humano, de construcción de una nueva sociedad de iguales, y el mensaje puede llegar si somos el cambio que proponemos. Esta es nuestra Declaración de Paz: Seguiremos adelante hasta que tengamos la paz de la justicia. Y lo haremos con la Paz, renunciando a cualquier tipo de violencia.

Os invitamos a compartir individual y colectivamente este comunicado porque creemos que responde a una necesidad en nuestro movimiento. Sumarse a esta Declaración de Paz es sumarse a un compromiso:

– El compromiso de trabajar nuestro cuidado y nuestro cambio interno.·

– El compromiso en cada asamblea por la escucha, la consideración, el respeto y la resolución de los conflictos desde el encuentro. Cuidarnos unas personas a otras y cuidar los medios que tenemos.

– El compromiso con la acción frente a la pasividad cómplice.

– El compromiso con la planificación y el desarrollo de las acciones desde la Paz y la Noviolencia Activa.

Además de ratificar nuestro pacto con la Paz y la Noviolencia Activa, sirva este comunicado para salir al paso de quienes, ingenua o interesadamente, generalizan alguna acción aislada o ajena al movimiento y nos catalogan como un movimiento violento, para quienes no conocen el movimiento y, para informar también a los poderes públicos y privados de nuestro compromiso.

Un comentario

  1. jose carratala lloret

    Me parece muy oportuno este comunicado, e incluso creo que sería oportuno hacer una reflexión colectiva en alguna asamblea sobre lo que dice. (Lo que ignoraba es que hubiese una comisión específica sobre este tema).
    Gracias por publicarlo, Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *