ElPaís.com .- Más dura será la recaída

“Un día quiebra Grecia, después los grandes bancos “y en pocos días no hay leche en los estantes del supermercado”, según la inquietante profecía de Too big to fail, un drama televisivo sobre la crisis producido por la cadena HBO. Esa es una de las dos tesis dominantes acerca del futuro inmediato de la economía global. La otra -la más probable- es un poco menos tétrica: lo que viene es un estancamiento plagado de sustos durante unos años, tal vez una década más si los políticos siguen metiendo la pata (y eso teniendo en cuenta que ya van más de cuatro años de jaleo). Las opiniones de los economistas se mueven en esa longitud de onda, con un pesimismo más o menos matizado, con una paleta dominada por los tonos sombríos, aunque sin precisar demasiado en sus análisis. Tienen buenas razones tanto para el pesimismo como para la falta de concreción: seguimos inmersos en una perturbación de gran calado; sabemos cuándo prendió la mecha (agosto de 2007) “pero no conocemos su duración, ni cuál va a ser su impacto socioeconómico, ni mucho menos sus resultados finales”, según Antonio Torrero, de la Universidad de Alcalá.”

Artículo completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *