Método de toma de decisiones [aprobado por la asamblea]


Queremos aclarar que el objetivo final es el consenso porque creemos que el consenso permite el  debate y la puesta en común de ideas, algo que consideramos imprescindible en un movimiento como el nuestro. Pero es necesario ser ágiles en la toma de decisiones, por ello planteamos el siguiente método.

Primero. Las propuestas a debatir deben de venir elaboradas por alguna comisión o grupo de trabajo que presentará por escrito a la asamblea para que esta discuta en grupos antes de la reunión general de aprobación o rechazo. Las propuestas individuales solo podrán aceptarse a trámite para que el proponente la elabore en colaboración con alguna comisión para una futura asamblea.

-Segundo. Una vez la propuesta se haya discutido en grupos se pasará a su aprobación, en el proceso de aprobación podrá ser modificada por las aportaciones de los grupos, para ello si es necesario se creara un grupo que en un tiempo limitado por la asamblea (15 o 20 minutos), reelabore la propuesta con las aportaciones surgidas.

-Tercero. Una vez reelaborada volverá a la asamblea para su aprobación o rechazo. En caso de que no se alcance el consenso deseado y la propuesta no sea urgente, esta quedará pospuesta a la siguiente asamblea con el compromiso de que las comisiones la estudien y planteen las enmiendas que consideren oportuno.

-Cuarto. Con las enmiendas, los portavoces de las comisiones, reelaboraran de nuevo la propuesta el día anterior a la asamblea, para así poderla pasar por escrito.

-Quinto. En caso que la nueva propuesta siga sin lograr el consenso, se repetirá de nuevo el proceso para intentar que quede aprobada o rechazada en una tercera asamblea, que consideramos que debería ser definitiva para evitar el estancamiento.

-Sexto. Cuando la propuesta inicial sea de urgente aprobación. Dicha propuesta debería ser rechazada o aprobada en la primera asamblea, reelaborandola las veces que se considere necesario antes de llegar a una votación final.

-Séptimo. Cuando las propuestas, tanto las ordinarias como en las urgentes, hayan cumplido el proceso señalado y no se haya llegado al consenso deseado, se propone pasar a una votación con una necesidad de un 80% de votos válidos para su aprobación.

Documento original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *